Escucho voces. Diseñando archivos audiovisuales a partir de la inclusión de inmigrantes en prácticas de remezcla

Este es un resúmen de las charlas que dí en UTN a principios de Agosto.

Creo que el diseño tiene que estar más comprometido con los problemas de la sociedad, y me interesa especialmente la problemática de la inmigración. Hay varias ramas del diseño que se dedican a temas sociales. Los nombres que se les da son: diseño social, diseño activista, diseño para la base de la pirámide, diseño humanitario, diseño social responsable, diseño para la innovación social, diseño para el bien público y varios más. Uno de los equipos de diseñadores más destacados en el área de diseño social es el de Ezio Manzini, quien pudo presentar al diseño no sólo como una herramienta para el desarrollo de productos de consumo, sino como un proceso de cambio radical para desarrollar servicios y ecosistemas que pueden incentivar cambios más sostenibles de hábitos de consumo y de vida (Jegou & Manzini, 2008).

Sin embargo, también hay muchos diseñadores que no trabajan bajo el marco teórico que estas diferentes ramas plantean, pero trabajan con temas relacionados a la inclusión social. Mi investigación, por ejemplo, está enmarcada dentro del diseño participativo ya que intento crear mecanismos por los cuales los inmigrantes pueden participar en procesos de diseño que a su vez puedan promover la inserción social. No me interesa solo diseñar para otros lo que yo considero que ellos necesitan, sino co-diseñar, juntos entender qué es lo que hace falta y cómo hacerlo realidad. Se trata entonces de hacer participe al otro, en este caso al inmigrante, del proceso de diseño y no solo del resultado final.

Escucho voces se refiere a la condición del diseñador de estar alerta al otro, no solo a qué necesita, sino como lo quiere. No hay agenda sin el otro. Las voces son la capacidad creativa e intelectual de este grupo de migrantes, que busca mejorar sus condiciones de vida mudándose a otro país. Esas voces son las que tenemos que escuchar, no sólo como una responsabilidad moral para con ellos sino también porque ellos pueden ser la fuente de inspiración para crear productos, servicios y procesos innovativos.

En este momento estoy trabajando en un proyecto de la Unión Europea sobre archivos audiovisuales. El rol del equipo de investigación con el que trabajo en el proyecto es crear conceptos de diseño para el desarrollo de nuevas maneras en que la gente puede re-usar el material de archivo. El proyecto para el que trabajo se llama EUScreenXL (2013-1016), que es la continuación de EUscreen (2009-2012). EUscreen tenía 28 socios, entre los cuales la mayoría son canales de televisión europeos, también hay empresas y universidades. Representaba a 17 países. El proyecto dio acceso a 40.000 elementos de archivo audiovisual y la metadata que les corresponde.

La nueva versión, EUscreenXL va a crear acceso a 1.000.000 de elementos audiovisuales. En paralelo a este esfuerzo, hay un grupo de personas dentro del proyecto que intentan motivar el uso. No solo mediante la mejoría de la interfaz de usuario de todo el portal, sino también a través de entender cómo a la gente le gustaría en el futuro utilizar estos archivos. Mi trabajo está dentro de este contexto.

Personalmente me interesa ver còmo las diásporas culturales pueden enriquecer el bien común creando nuevos contenidos. Remezclar es una forma de contextualizar. El remezclador elige contenido, lo adapta y produce algo totalmente nuevo. Al poderlo publicar en paralelo al contenido original, en este caso, el programa original de televisión, está enriqueciendo el patrimonio cultural de su país de origen y generando un archivo europeo con material transcultural, no solo curado por expertos, sino también por las diásporas culturales.

Todo los materiales que van a estar disponibles a través del portal de EUscreenXL también se van a poder acceder a través de Europeana. Europeana es otro portal, mucha más extenso, porque no solo posee material audiovisual, sino también textos, audio,  imágenes digitales, y muchas otras cosas que comparten miles de museos y archivos Europeos.

Y justamente por ser Europeana un archivo que representa a Europa y a sus habitantes, es importante también incluir a los inmigrantes si queremos ser inclusivos. En el 2010 en Europa se estima que había 47,3 millones de habitantes que vivían fuera de su país de origen (Wikipedia, 2014).

Hay otras razones para elegir trabajar con gente de diferente origen: a) la disponibilidad del material audiovisual sin limitaciones geográficas, b) la interpretación de los inmigrantes sobre su cultura, una vez que vivieron en el extranjero puede sumar un aspecto interesante, y c) los estudios multiculturales y transculturales son especialmente importante en relación con la creación de un archivo audiovisual Europeo.

 

 

 

 

Haciendo videos con inmigrantes búlgaros

Haciendo videos con inmigrantes búlgaros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s